No confío en la Biblia

 

“La Biblia tiene muchos errores.”

Ningún descubrimiento científico o arqueológico ha desmentido los acontecimientos de la Biblia. De hecho, ciertos pasajes bíblicos que fueron considerados erróneos fueron constatados luego como hechos verdaderos. Los supuestos “errores” de la Biblia no son errores, sino simplemente malinterpretaciones que les hemos dado debido a nuestro conocimiento limitado. A medida que sigamos estudiando el mundo que nos rodea, tendremos un mejor conocimiento sobre las declaraciones de la Biblia y la grandeza de Dios.

Además, no estaríamos entendiendo el verdadero propósito de la Biblia si la leemos únicamente como un manual científico o un relato histórico. El verdadero propósito de leer la Biblia es conocer a Dios y comprender su salvación.

“La Biblia está pasada de moda.”

Gente de diferentes generaciones, culturas y niveles académicos ha proclamado el poder de la Biblia en sus vidas. ¿Por qué la Biblia resuena en la vida de tantas personas?

Porque los problemas que enfrentamos siguen siendo los mismos: cómo lidiar con el mal y el sufrimiento, cómo encontrar algo que dure en una vida tan limitada y frágil, y finalmente, cómo recibir la vida eterna. La respuesta a estos problemas está en la Biblia, y es una solución apta para todas las edades: el Señor Jesucristo. Para saber cuáles son los beneficios de la Biblia, no puedes simplemente darle una hojeada o leerla como cualquier otro libro, sino que debes poner en práctica las enseñanzas de la Biblia en tu vida cotidiana.

 

“La Biblia ha sido modificada con el tiempo”

Un gran número de manuscritos bíblicos ha sido descubierto con el transcurso del tiempo. ¿Sabías que hay 37 veces más copias de manuscritos del Nuevo Testamento que copias de la Ilíada de Homero? El hecho de que no hay conflictos entre estos manuscritos bíblicos nos asegura que la Biblia no ha sido modificada con el tiempo. Ser escéptico de la precisión del texto bíblico es también desacreditar todas las obras clásicas de la antigüedad, ya que ningún otro texto ha sido tan bien conservado.

 

“La Biblia fue escrita por seres humanos.”

Ninguna obra literaria escrita por más de treinta autores de distintos estratos sociales y a lo largo de miles de años puede producir un mensaje tan coherente y consistente como la Biblia. Ningún libro de cuentos tiene la autoridad para hacer declaraciones sobre el cielo y el infierno, o hacer promesas acerca de la vida después de la muerte. Ningún libro ordinario puede haber registrado fielmente tantas profecías acerca de los acontecimientos de la historia de la humanidad, y acerca del nacimiento, vida, muerte y resurrección de Jesucristo.

La Biblia trata los problemas esenciales de la vida y nos muestra una única solución: la salvación por medio de Jesucristo. ¿Quién sino Dios tiene la perspectiva y la autoridad para inspirar un libro así? La Biblia fue escrita por seres humanos, pero Dios reveló su contenido.

“La Biblia no tiene sentido.”

El hecho de que no podamos apreciar una pintura abstracta no significa que la pintura tenga menos sentido. El hecho de que una lengua extranjera suene como jerigonza no significa que lo sea.

Lo mismo sucede con la Biblia. Utilizar un vocabulario limitado para describir una profunda verdad espiritual puede parecer incomprensible al principio. Sin embargo, como la Biblia fue inspirada por Dios, Dios nos ayudará a entender lo que dice si la leemos con humildad y reverencia.

No podemos comprar la lectura de la Biblia con la lectura de otro tipo de libros porque la Biblia es la palabra de Dios. A través de la Biblia, Dios nos muestra quién es Él y cómo nos salva. La palabra de Dios nos da vida, y es así como la Biblia nos puede cambiar profundamente.

 

Conclusión

La Biblia es única. Muchos han tratado de quemarla, prohibirla, criticarla y ridiculizarla; sin embargo, la Biblia sigue siendo predicada por todo el mundo, llevando consigo el mensaje de la vida y de la salvación de Dios a dondequiera que vaya.

Vale la pena leer la Biblia y entregarse a la guía de Dios. Estudia la Biblia, medita en ella, discute con otras personas, y pon en práctica lo que has entendido. Lee la Biblia para saber quién es Dios y cómo puedes tener una relación personal con Él. Dios continuará revelándote su sabiduría a través de la Biblia, y verás que el libro cambiará tu vida, tal como lo ha hecho ya con millones de personas.

La Verdader Lglesia de  Jesús

Editor

La Verdader Lglesia de Jesús